Sin Temor…  Ni Favor…

 

Genealogía VI

 Luis H. Arthur S.

Mi abuelo Adolfo Arturo Arthur, fue declarado y bautizado por José Arzeno en Puerto Plata en 1868, quien se hizo cargo de la criatura de 4 años a la muerte de su madre Augusta Arthur de 20.  Dicen que ella le pidió a José que no le cambiara el apellido y así fue.  Mi abuelo fue el primer “hijo” de José y somos Arthur y no Arzeno u otro apellido por jugarretas de la vida.

José Arzeno tenía de novia a Carmen Abreu Imbert, nieta de José María Imbert y hermana de mi bisabuela Máxima Honorina Abreu Imbert.  Ambas hermanas se casaron el mismo día, en la madrugada del 28 de septiembre 1869, poco antes de los Imbert embarcarse con el viento de la mañana a otro nuevo exilio político.  Honorina, mi bisabuela casó con Hipólito Pierret Pou.

José y Carmen, “Papache” “mamá Carmita”, para sus nietos, fueron los únicos padres que mi abuelo conoció.

Luego de mi abuelo pasarse entre 4 y 10 años educándose en el colegio en Chappacua, cerca de New York, regresó, se enamoró de Maria Emilia Pierret Abreu, su “prima hermana de crianza” y casaron el 10 de Octubre 1896.

José Arzeno era hijo adoptivo de Sebastián Arzeno italiano y María del Carmen Rodriguez, Santiaguera.  Ellos vivían frente a la Iglesia de Puerto Plata y tenían ya sus hijos grandes, cuando le entregaron a ese niño expósito dejado en la puerta del Templo, se sospecha que de origen alemán y español.

José y Carmen luego de unos años sin hijos tuvieron una larga descendencia.  Él fue agente naviero, almacenista, compró fincas e hizo mucho dinero, a su muerte de oclusión intestinal el 11 de Diciembre 1902 con 56 años, era Cónsul de EE.UU y Venezuela.

Hace varios años publicamos la mayoría de la descendencia de José María Imbert, pero la Genealogía es dinámica, unos nacen y otros se casan, se divorcian, vuelven a casar y mueren, hay que vivir pendiente lo cual no estamos haciendo con la debida diligencia.  Sin embargo son notorios los designios de la historia y las vueltas que da la vida: Antonio Imbert Barreras, uno de los ajusticiadores de Trujillo es otro de los descendientes de José María Imbert.

Hay familias que sirven a la patria y otras depredan.

 S. Domingo, R. D. * luis@arthur.net * www.luis.arthur.net * www.luisharthur.blogspot.com * 9\I\2009